La partición de la herencia es aquel acto jurídico en virtud del cual los bienes, derechos y obligaciones que integran la masa hereditaria se distribuyen entre los coherederos, atendiendo a las cuotas que respectivamente les correspondan según el concreto título sucesorio.

Mucho se ha escrito sobre la naturaleza jurídica de la partición, pero sin pretender abordar esta cuestión, al menos en su dimensión exclusivamente teórica, lo que parece claro, de acuerdo con la regulación contenida en el Código Civil, es que la partición produce, en esencia, los siguientes efectos:

  • Hace cesar la indivisión de la herencia; esto es, se extingue la comunidad hereditaria.
  • Como efecto íntimamente ligado con el anterior, la partición concreta la porción ideal de cada heredero, adquirida desde la aceptación expresa o tácita (pero con efectos desde el fallecimiento del causante) en bienes y derechos concretos y determinados. Hasta ese momento los coherederos han sido titulares de una porción ideal o en abstracto en esa comunidad incidental que es la comunidad hereditaria. Así resulta de lo dispuesto en el artículo 1068 Código Civil, establece que la partición legalmente hecha confiere a cada heredero la propiedad exclusiva de los bienes que le hayan sido adjudicados.
  • La obligación recíproca  entre los herederos a la evicción y saneamiento de los bienes adjudicados (artículo 1069 Cc), con una serie de excepciones.
  • La reclamación de las deudas por parte de los acreedores, que podrá ser por la totalidad de la deuda a cualquiera de los herederos que no hubieren aceptado a beneficio de inventario.

El Código Civil regula varias formas de realizar la partición de la herencia. En este primer comentario, de la serie anunciada, abordaremos el supuesto que, aunque considerado conceptualmente como subsidiario, es el más frecuente en la práctica. Se trata de la partición realizada por los propios coherederos.

Así, el artículo 1.058 del Código civil, señala que cuando el testador no hubiese hecho la partición, ni encomendado a otro esta facultad, si los herederos fueren mayores y tuvieren la libre administración de sus bienes, podrán distribuir la herencia de la manera que tengan por conveniente.

La partición realizada por los propios coherederos se caracteriza, por tanto, por las siguientes notas:

1ª) Es subsidiaria de la partición realizada por el propio testador o de la que éste hubiera dejado encargada al contador-partidor.

2ª) Se requiere la asistencia o intervención unánime de todos los herederos.

3ª) La participación de la herencia es absolutamente libre para los herederos, tanto en el fondo como en la forma, con dos excepciones:

a) En el fondo, debe respetarse la voluntad general del testador y los preceptos legales imperativos sobre los eventuales derechos legitimarios.

b) En la forma, aunque es válida la partición realizada en documento privado e incluso la realizada verbalmente, será necesario el otorgamiento de escritura pública para garantizar su acceso al Registro de la Propiedad, en virtud del principio de titulación pública del artículo 3 de la Ley Hipotecaria.

Las operaciones que normalmente comprende la partición de la herencia serían las siguientes:

1º. Relación de bienes. Comprende el inventario y el avalúo de la masa hereditaria objeto de la partición:

– Inventario. Es la enumeración ordenada de los bienes y derechos que comprenden el patrimonio hereditario objeto de la partición, descritos de forma que sean perfectamente identificables.

– Avalúo. Es la valoración en dinero de cada uno de los elementos que integran la herencia, con relación al momento en que se hace la partición.

2º. Liquidación y colación. La liquidación consiste en deducir del activo bruto de la herencia el pasivo, quedando así el activo neto o saldo activo.

La “colación” es una operación de partición sólo en el caso de que concurran a la sucesión varios legitimarios; lo que éstos han recibido del causante, en vida de éste y a título gratuito, se entiende que es un anticipo de la legítima y tienen que añadir su valor, en la partición, a efectos de calcular lo que les corresponde como legítima.

3º. Formación de lotes y adjudicación. La formación de lotes es la división del haber partible, consistente en formar grupos de bienes o derechos que después se adjudicarán a quien corresponda, lo que se hará con arreglo a las siguientes normas:

En primer lugar, el art.1061 dispone que se ha de guardar la posible igualdad, haciendo lotes o adjudicando a cada uno de los coherederos cosas de la misma naturaleza, calidad o especie.

En segundo lugar, según establece el artículo 1.062 del Código Civil, cuando una cosa sea indivisible o desmerezca mucho por su división, podrá adjudicarse a uno, a calidad de abonar a los otros el exceso en dinero.

No obstante, para acudir a esta solución legal, debe contarse con la conformidad de los demás sujetos de la partición, pues basta que uno sólo pida su venta en pública subasta y con admisión de licitadores para que así se haga.

Finalmente, la “adjudicación” consiste en atribuir a los sucesores bienes o derechos determinados, con entrega de la documentación correspondiente a los mismos, esto es, de los títulos de adquisición o pertenencia (art.1065).

Se establecen una serie de reglas especiales en el artículo 1066 del Código Civil, según el cual:

Cuando el mismo título comprenda varias fincas adjudicadas a diversos coherederos, o una sola que se haya dividido entre dos o más, el título quedará en poder del mayor interesado en la finca o fincas, y se facilitarán a los otros copias fehacientes, a costa del caudal hereditario. Si el interés fuere igual, el título se entregará, a falta de acuerdo, a quien por suerte corresponda.

Siendo original, aquel en cuyo poder quede deberá también exhibirlo a los demás interesados cuando lo pidieren.

En definitiva, la partición de la herencia es un acto plurilateral de gran complejidad, para cuya realización resulta aconsejable la intervención de letrado, quien deberá velar por acomodar la conveniencia de las partes a la corrección jurídica y técnica.
En Canalta Asesoría estaremos encantados de atenderle, estudiar su caso y asesorarle para lograr el resultado más eficaz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR